¿Sabías que? Por: Carlos Andrés Clavijo. La INSEGURIDAD nos mata, la pandemia también

¿Sabías que? Por: Carlos Andrés Clavijo. La INSEGURIDAD nos mata, la pandemia también 25

¿Sabías que? Por: Carlos Andrés Clavijo.La INSEGURIDAD nos mata, la pandemia también.Columna de opinión.

Que más tiene que pasar para que el Alcalde de Cali y la Gobernadora Del Valle se den cuenta que la inseguridad en Cali es irresistible, que se van las VIDAS de las manos ? Y no le he echemos la culpa solo a la PANDEMIA por generarnos una crisis que nadie espero. Sin lugar a dudas si tuviésemos un mundo sin pandemia sería distinto, pero hoy la tenemos y se ahondaron nuestros problemas.

Cali a la fecha reporta 888 casos de asesinato que alberga a 888 familias que perdieron a familiares por causas violentas y que seguramente las venganzas generarán otras 500 muertes más porque no encontrarán JUSTICIA en la ley,  pero como si no fuese suficiente Cali también perdió en lo ocurrido del año 1920 caleños que no superaron el COVID-19 que  si se sigue propagando llegaremos fácilmente a los 3.000 decesos de ciudadanos que perdieron su vida, mientras que  los homicidios en sus dos peores meses que faltan llegarán aproximadamente a 1.100   personas que perdieran su vida a causa de las balas que valen mucho más que una VIDA, como lo decía Horacio Serpa Uribe(QEPD).

La pobreza aumenta cada día más y está a su vez trae más violencia con delincuencia abordo. Lo que hoy queda claro es que la inseguridad tanto como la pandemia no tiene ideologías, ni mucho menos diferencia de clases, lo que resulta ineficaz es que no le demos  prioridad a nuestro principal problema y busquemos factores de distracción para  abordarlo y anestesiar lo que hoy estamos padeciendo insoportablemente en la calle.

Vivimos en una zozobra cada día, en cualquier medio de transporte, a pie, bicicleta, MÍO, o vehículo propio, cada día Cali es más insegura, más incívica y agresiva, lo peor aún es que no observamos que nuestros gobiernos nos manden señales claras de que hayan puesto en los primeros lugares de la agenda de la ciudad a la delincuencia.

Y la situación irá mucho peor, puesto que los cierres de los negocios que perdieron su continuidad estarán condenados a la miseria y seguramente a entrar a la violencia.

La solución, además no es sencilla y lo reconocemos. Empezando con la distribución de nuestros recursos, donde todos hicimos esfuerzos para pagar los impuestos, acercándonos a ayudarle a la administración para que le vaya bien, pudiendo contar con una caja que hoy refleja más de 144.000 mil recursos recaudados en el papayaso, más lo que recaudaron el jueves 29 y viernes 30 de octubre que sumó más de 30.000 millones más, casi llegando a una cifra de recaudo de 200.000 mil millones y en todo el año 1.1 billones recaudados en el 2020 que en su mayoría serán de libre destinación.

“Cali también perdió en lo ocurrido del año 1920 caleños que no superaron el COVID-19 que  si se sigue propagando llegaremos fácilmente a los 3.000 decesos de ciudadanos, mientras que  los homicidios en sus dos peores meses que faltan llegarán aproximadamente a 1.100   personas que perdieran su vida a causa de las balas”

Lo que no entendemos es cómo no aprovechamos esta gran oportunidad que nos ha dado el “COVID-19 para crear una ciudad mejor, más justa y más segura” porque hoy muchos no entendemos cómo se viene utilizando el gasto de nuestra ciudad, sabiendo que los bancos solo trabajan para los ricos y han dejado asfixiar a los pequeños empresarios y la gente que vive del día a día que es el 80% de los ciudadanos o más. Necesitamos un sistema emergente que pueda salvar a los ciudadanos que vivimos en este pequeño terreno de tierra.

No es momento de gastar, si no de invertir, no se que tan rentable pueda ser para la ciudad gastar en nuestra feria que amamos y nuestro alumbrado que caminamos y nos  deleitamos en él, cuando nuestra nevera tiene escasez. Pienso que es la oportunidad para crear un FONDO DE LOS POBRES y LA CLASE MEDIA, los que han tenido pequeños negocios, con micro financiación para detener la desigualdad que sigue en aumento y que aún se subió más con la llegada de la pandemia empujando a los caleños a una pobreza más profunda.

Inclusive  podríamos invertir  recursos de la ciudad en la vacuna del COVID-19 que aún no está garantizada y proteger más VIDAS, incluso en el mismo FONDO garantizar la educación superior gratuita para los que no han podido continuar con sus estudios. Nuestra feria y nuestro alumbrado lo podremos disfrutar con austeridad, seguro la gente lo sabrá entender y no es por contradecir a nuestro Alcalde, es para que él reflexione y entienda la situación que hoy padecen muchos caleños.

La pandemia y la inseguridad han frenado la máquina económica y ha sufrido una enorme cantidad de acciones e iniciativas para volver a la situación previa a la pandemia, ha la economía de antes. Muchos dicen volver a la normalidad, cuando yo no quisiese volver a ella, cuando los que conocemos el sistema lo consideramos terrible y que de cierto modo el CORONAVIRUS nos ha dado un respiro para pensar y mirar las cosas diferentes, deteniendo la máquina. Las grandes crisis traen grandes oportunidades y esta es una de ellas.

Yo no quiero regresar a ese mundo que estábamos destruyendo a pasos agigantados, como un tren a punto de descarrilar, maltratando nuestro planeta, destruyendo  nuestra economía y las fuentes de empleo, pero debemos actuar con sabiduría pensando en lo que más conviene a la ciudadanía y lo que más les duele.

Lo mismo que ocurre con la economía a nivel mundial está ocurriendo con los créditos y ayudas del Estado a través de la BANCA, la distribución de la riqueza en manos del 1% de la población mundial y los créditos otorgados solo para los sectores afines a ella y los más necesitados en sectores de pequeñas y medianas empresas sin posibilidades de subsistir.

De mi parte  le diría a los mandarinos locales, incluidas la Sra. Gobernadora, que es necesario rediseñar el sistema crediticio para los emprendedores y poder mitigar el cierre de más establecimientos, asegurando cero en pobreza, cero en desempleo, más sostenibles, buscando una ciudad normal habitable, distribuyendo los recursos de forma más equitativa entre las microempresas y no solo en unas pocas como lo hace la banca y lo auspicia el Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, entre otras muchas cosas más.

La inseguridad nos está matando, pero peor aún la indiferencia cierta y real de nuestros mandatarios con ella, no es por fustigar sus actuaciones, porque sé que muchas cosas hacen pensando en el bienestar, pero los que están al otro lado ven las cosas de forma distinta.

Lo anterior es un llamado para  decirles que ya no se aguanta más en  la calle y que la creación de un FONDO de emprendimiento con los 21.000 millones en alumbrado y feria es una oportunidad. Soy consciente que puede ser que no pase nada porque irán a decir que es una crítica destructiva, pero lo que buscamos es hablarles al corazón sobre  lo que está sucediendo y no darle pie a la arrogancia que puede producir el PODER.

No podemos ser igual al capitalismo que interpreta al ser humano desde su egoísmo, si no darle un espacio al clamor que hoy hacemos  desde este escrito. Un interés colectivo que se convierte en una parte más grande que nos hace humanos. Basados en una economía en el interés colectivo y en el emprendimiento social para Cali, posibilitando   ayudar a quien más lo necesita.

Hay que desafiar el sistema actual, que solo se fundamenta en las ganancias personales y darle preferencia a los negocios sociales, creados y diseñados para abordar problemas sociales y darles la mano a emprendedores que buscan negocios sociales, por pequeños que sean, que aporten más a la ciudad a largo plazo y no por algo estacionario de un mes o una semana.

Es la gran oportunidad  para que el alcalde con apoyo del gobierno regional, si se suma a esta iniciativa, que también es Cali, se pueda  consolidar, como se anunció en campaña.

De lo contrario no sé cuántas muertes o negocios más tendrán que fenecer para que  miremos este camino como una oportunidad más.

Hoy han muerto solo en Cali por violencia y pandemia 2.808 personas, no esperamos a que mueran más….

Blademir Bermudez
Empresario y comunicador con cerca de 20 años de experiencia en el campo del mercadeo y la publicidad en los medios impresos e internet, ha sido asesor de varias campañas exitosas de posicionamiento del nombre de personas en el ámbito del ejercicio público y empresarial, siendo a su vez pionero del desarrollo de plataformas virtuales de guías comerciales en Colombia.