Noticias

Vía  a Buenaventura se abre,  caravanas de transportadores serían acompañadas

Vía  a Buenaventura se abre,  caravanas de transportadores serían acompañadas  por miembros de la fuerza pública, respondiendo  al represamiento  de alimentos  debido al bloqueo de las carreteras, amenazando  una ola de especulación y desabastecimiento alimentario.

Unido a lo anterior está la acción de vándalos y oportunistas que escudándose en las protestas pacíficas, están haciendo uso  de la violencia para destruir y saquear.

Entre  las imágenes  que se virilizaron en las redes sociales está la de una gran cantidad  pollos de la planta  de la empresa Pronavícola en jurisdicción del corregimiento de Mediacanoa,  que fueron arrojados en la vía, liberándolos  para que las personas se los llevaran, prefiriendo regalarlos  antes  que se murieran de hambre por la falta de alimento.

Los precios en varios de los alimentos  de la canasta  familiar ya han empezado a tener alzas, por lo que se  alerta   sobre una práctica arbitraria y deshonesta por quienes están elevando precios de artículos de consumo primario, sacando provecho a  favor suyo de  la situación por la que se está atravesando.

De  otra parte algunos alcaldes de municipios del  Valle del Cauca han salido a las carreteras en donde se concentran las protestas, en  la vía al mar, para buscar concertar la facilitación de un corredor humanitario que posibilite la movilización de alimentos, insumos médicos y tránsito de ambulancias, entre estos municipios que han quedado encerados, y desabastecidos ante los bloqueos.

La situación en Cali arroja un panorama triste con la destrucción de varios locales comerciales y  sitios de alguna  tradición, en donde varios de sus  propietarios y administradores  no pudieron  ocultar su profundo desconsuelo, llorando frente a sus establecimientos.

Cabe anotar que la mayoría de los manifestantes se han dado de forma pacífica, atribuyéndose  las acciones a la incursión de individuos exaltados que en medio de la multitudinaria protesta han actuado con violencia exacerbada, robando y destruyendo.