Atroz crimen de vallecaucano  que había hospedado a mujer adulta y  pareja de venezolanos

Atroz  crimen de vallecaucano  que había hospedado a mujer adulta y  pareja de venezolanos, conmocionó a comunidad de barrio cucuteño.

Imagen superior.Luís Angel Avíncula,víctima.

El homicidio fue conocido el pasado viernes 2 de abril,  debido al  olor nauseabundo generado  por el   estado de descomposición en que se encontraba el cadáver de Luís  Ángel  Advíncula Ramos,  de 66 años de edad,oriundo  del municipio de  Zarzal-Valle del Cauca, quien    habría sido asesinado   por lo menos  desde hace cuatro días atrás.

El cuerpo de la víctima, fue hallado con varias heridas producidas con  arma blanca y con señales de ahorcamiento con una soga,  en su residencia ubicada en la avenida 18 # 5-30 del barrio el Desierto de la capital norte santandereana.

Atroz crimen de vallecaucano  que había hospedado a mujer adulta y  pareja de venezolanos 1
Roberto Cordero,uno de los inquilinos venezolanos.Foto de Facebook.

Según se ha podido conocer, la víctima era trabajador de Cenabastos  y desde hace algún tiempo había dado de forma humanitaria  alojamiento   a  tres   venezolanos, una mujer adulta,  y  una pareja de jóvenes.

De acuerdo a la versión  entregada por uno de los hermanos de la víctima, testimonio de los vecinos  dan a conocer que el día martes en horas elevadas de la noche  se escuchó una fuerte discusión entre su hermano y sus inquilinos.

Al parecer, luego de permanecer varios días viviendo sin pagar nada, Luís Ángel Avíncula les habría solicitado colaborar con algo para el pago de los servicios, dado que estos se  encontraban trabajando y obteniendo algunos ingresos. Situación que habría ocasionado   el enojo de los  inquilinos, con una fuerte discusión.

Atroz crimen de vallecaucano  que había hospedado a mujer adulta y  pareja de venezolanos 2
Luz Mila Cordero.

Luego de la discusión no se volvió a saber nada de la víctima, ni  de los tres ciudadanos, la pareja formada por un hombre joven que respondería al nombre de  Roberto Cordero, de tez morena y contextura delgada y su mujer al de Gabriela, de talla  más robusta, mientras que la mujer adulta, quien sería la madre de uno de ellos, respondería al nombre de  Luz Mila Cordero.

Entre los móviles del crimen también se tiene establecido el robo.

Tanto de la mujer adulta  como de la pareja no se volvió  a tener conocimiento de su paradero  desde   el pasado martes  30 de abril, dejando la residencia en donde habitaban dentro del espacio de tiempo en el que se deduce se cometió el homicidio.

Los indicios  conducen  a mirar a las tres personas  como  los primeros sospechosos  del hecho,  dado que viviendo en el mismo lugar de los acontecimientos desaparecen de la escena en el mismo momento en el que se estima se cometió el acto criminal, sin tener  otras versiones de personas del lugar que verifiquen que hayan visto  a personas diferentes, visitando, ni ingresado a la residencia de la víctima.