Se enciende debate entre Senadora María Fernanda Cabal y The New York Times por publicación de informe sobre retorno de falsos positivos

Un informe publicado por el  prestigioso diario  de los Estados Unidos The New York Times,  que revela las directrices que desde comienzos de este año empezó a dar la comandancia del Ejército de Colombia, recordando la pesadilla que significó el escándalo de los llamados falsos positivos,  a que se vio sometido el país y sus fuerzas militares en el 2008, ha generado un gran debate  con las declaraciones de la Senadora del Centro Democrático María  Fernanda Cabal, quien ha  rechazado enfáticamente  esta publicación, calificando  la noticia de tendenciosa y falta de rigor, publicando en su cuenta de twitter
@MariaFdaCabal
” Rechazamos investigaciones tendenciosas y politizadas sin rigor periodístico, que vulneran las garantías judiciales de quienes tienen la responsabilidad de enfrentar la barbarie respetando el DIH. El Pacto por la libertad de expresión es para todos”

Imagen superior.La Senadora María Fernanda Cabal y el Periodista  Nicholas Casey.

Continuó afirmando la Senadora en una entrevista concedida a la emisora WRadio: “Si no existiera la prensa no se destaparían los grandes escándalos de corrupción en el mundo, pero a mí me parece que este periodista en su escrito es tendencioso e impreciso”

Imagen del  titular  del New York Times 

Los cuestionamientos de la Senadora Cabal fueron más allá hacía la labor del reportero del New York Times afirmando que:” Yo lo que quiero que el público entienda es que el trabajo de Casey no es espontáneo.”

Desde su cuenta de Twitter, la senadora  María Fernanda Cabal cuestionó al reportero, que es el corresponsal jefe del diario norteamericano para América Latina, preguntándo en un  trino particular si a Casey le habían pagado por el informe publicado, dejando dudas sobre vínculos del corresponsal con el grupo de las Farc por unas fotografías en las que él aparece en una motocicleta con miembros de la guerrilla.

@MariaFdaCabal

Este es el “periodista” Nicholas Casey, que en 2016 estuvo de gira con las farc en la selva. ¿Cuánto le habrán pagado por este reportaje? ¿Y por el de ahora, contra el ejército de Colombia? #CaseyEsFakeNews

Por su parte el periódico neoyorkino le respondió en su cuenta de twitter a  la senadora:” En respuesta a @MariaFdaCabal

@nytimes no toma partido en ningún conflicto político en ninguna parte del mundo. Informamos de manera precisa e imparcial. En Colombia hemos escrito unas historias muy duras sobres las FARC, los grupos rebeldes y otras organizaciones criminales. En este caso, simplemente reportamos los documentos escritos por el ejército, así como información proveniente de los mismos oficiales colombianos”.

Dentro de las afirmaciones que hace la senadora en respuesta a lo presentado por el periodista escribe nuevamente en  twitter durante la entrevista de WRadio #AlAireEnLaW  Entonces desarmen al Ejército, que no nos defienda nadie: senadora María Fernanda Cabal se refiere al periodista de NYT”

“La  alarma prendida  recuerda  los vergonzosos hechos  que ensombrecieron  la imagen del  país y sus fuerzas militares, con los crímenes  presentados como resultados operacionales y  los cuales tenían como objetivo presentar bajas de combatientes de la guerrilla y bandas  criminales  por parte de las brigadas de combate entre el 2006-2009”

Cabe anotar que la  alarma prendida  en el ámbito internacional y nacional, recuerda  los vergonzosos hechos  que ensombrecieron  la imagen del  país y sus fuerzas militares, con los crímenes presentados  como resultados operacionales y  los cuales tenían como objetivo presentar bajas de combatientes de la guerrilla y bandas  criminales  por parte de las brigadas de combate entre el 2006-2009,casos  que  el Derecho Internacional Huimanitario  tipifica como  ejecuciones extrajudiciales   el Derecho Penal Colombiano como homicidios en persona protegida. Crímenes que ascienden a 2.248  según el informe “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado” , entregado por  la Fiscalía General  a la JEP en agosto del 2018, trayendo a la memoria   episodios  como los ocurridos  en el municipio de Soacha, cuyo eco aún se siente con el dolor de las madres que sufrieron la desaparición y muerte ignominiosa der sus hijos.

              La mirada  de la  CPI

El hecho dado a conocer   pondría  a pensar en que medida varios oficiales de carrera que han guardado una hoja de vida limpia podrían estar dispuestos a pagar  los platos rotos  por indebidas decisiones por una excesiva   presión del  Gobierno Central,  que como en anteriores casos ha hecho que  el peso de la justicia termina castigando con toda su fuerza  a varios  miembros de las fuerzas armadas, unido al escarnio público que ensombrece una institución, con  la mirada   de la Corte Penal Internacional  CPI  puesta en Colombia, anotando como el pasado mes de diciembre del 2018 en su informe anual sobre los países que están en examen preliminar, la Fiscalía de la  Corte Penal Internacional   mencionó a  Colombia,  afirmando que: “siguen siendo preocupaciones de la  Corte Penal Internacional los casos de ejecuciones extrajudiciales, junto a la violencia de género, el desplazamiento forzado y la promoción y expansión de los grupos paramilitares”.

Share:

Author: Marco Antonio Reyes

Editor de la Revista Imagen De Los Vallecaucanos Región Pacífico y de su portal en internet,con una formación académica en el area de la educación, de las humanidades y una preparación en el campo de la comunicación humana aplicada en los medios de comunicación, ha desarrollado en varios años un laboratorio experiencial por medio de un trabajo continuado con diferentes comunidades y grupos sociales en Colombia, logrando obtener un patrón metodológico altamente efectivo en procesos organizacionales,cumpliendo con el objetivo de crear puentes comunicantes a partir del ejercicio informativo.