Por el no a  la Reforma Tributaria marcharán pensionados en  Buga

Por el  <no> a  la Reforma Tributaria marcharán pensionados en  Buga, que  se integran entorno a la organización nacional que reúne   a las diferentes asociaciones.

Por el no a  la Reforma Tributaria marcharán pensionados en  Buga 1
Imagen superior de anterior marcha de pensionados en Buga.Foto de Facebook.

La gran manifestación  por el <no>  a la Reforma Tributaria está siendo convocada para este miércoles 28 de abril a partir de las 8 de la mañana  y tienen como punto de encuentro  la calle 18 con carrera 16,glorieta de Finca y  el polideportivo del norte de la ciudad Señora.

Las manifestaciones  se han anunciado en varias ciudades del departamento del Valle del Cauca y del  país.

Lo  que más polémica ha generado de la propuesta de Reforma Tributaria

Estos son algunos de los principales puntos que a  la luz de varios conocedores y críticos del tema, exige que el Gobierno Nacional reconsidere la implantación de esta reforma, en momentos que se atraviesa una de las más difíciles situaciones por la pandemia y la declaratoria de emergencia sanitaria, que ha perjudicado severamente  a varias empresas y empresarios, dejando además  sin empleo y estabilidad en sus ingresos a un número grande de personas.

Lo que cambia

  1. Más personas estarán obligadas a declarar renta.

En este momento las personas que tienen ingresos, gastos, consignaciones bancarias o compras con tarjeta de crédito de manera anual mayores a $49.850.000 o que tienen bienes por más de $160.262.000, deben presentar su declaración de renta.Ahora se pretende que estos límites cambien, con lo que muchas más personas empezarían a declarar renta (diferente a pagar impuesto de renta).

Estos límites se expresan en UVTs (Unidad de Valor Tributario) para que reflejen el cambio del valor del dinero en el tiempo por elementos como la inflación. Por eso no se sabe exactamente cómo van a quedar los límites en pesos para el 2022 o 2023. Aproximadamente se espera que quede un límite anual de $15.000.000 en ingresos, gastos, consignaciones bancarias y compras con tarjeta de crédito, y un límite de $93.000.000 anual en patrimonio neto.

Esto quiere decir que por ejemplo una persona con un salario de $1.100.000 contando prestaciones sociales tendría ingresos anuales superiores al límite ($1’100.000*14= $15’400.000y por ende, debería presentar su declaración de renta.

De la misma manera, una persona dueña de un apartamento avaluado en $100.000.000 aun si no recibe ingresos, también debería presentar la declaración.

Cabe aclarar que, no necesariamente las nuevas personas que estén obligadas a presentar su declaración, van a pagar impuesto de renta. El impuesto de renta se cobra con base en los ingresos, pero la obligación de declarar renta no solo se basa en ingresos sino también en bienes, gastos, compras con tarjeta de crédito, y movimientos financieros.

Así que mucha gente que está obligada a declarar por cosas diferente al ingreso, probablemente no tenga que pagar impuesto de renta. Inclusive quienes están obligados a declarar por ingresos, se debe hacer el cálculo del impuesto a pagar con rentas exentas, deducciones, retención en la fuente y otros elementos que afectan el cálculo y con eso se puede tener un impuesto a pagar de 0, o hasta tener saldo a favor.

  1. Aumento de la tarifa impositiva

El impuesto de renta se cobra multiplicando una tarifa (un porcentaje) sobre la base gravable (que en pocas palabras es lo que queda de tus ingresos luego de restar beneficios tributarios como deducciones, rentas exentas, etc.) Esta tarifa se cobra de forma escalonada.

En términos simples, se cobra cada vez más, por cada peso extra que se gane. Si  se gana menos de cierto valor, no se cobra nada; pero a medida que se va teniendo más ingresos, cada peso extra que se gana, se multiplica por un porcentaje que va aumentando.

Las tarifas en 2021 van desde 0% hasta 39%  y se propone que queden entre 0% y 41% en 2023. Sin embargo, se van a modificar los niveles de ingresos en los que la tarifa cambia y se va a empezar a subir la tarifa desde unos ingresos mucho menores. Esto va a resultar en que, en la mayoría de casos, una persona, manteniendo su mismo nivel de ingresos, va a tener un impuesto a cargo más alto.

Por ejemplo, simulando, una persona con un salario de $3.5 millones mensuales, manteniendo sus ingresos, pasaría de pagar $0 por el año 2021 a pagar $1.3 millones por 2023. O una persona con un salario de $7 millones mensuales, pasaría de pagar unos $5.7 millones por el año 2021 a pagar $9.4 millones por el año 2023.

Cabe aclarar que los  anteriores ejemplos son hipotéticos, pues  no se puede hacer un cálculo exacto porque no se sabe con exactitud cuál va a ser la UVT en los próximos años y porque depende de la situación particular de cada persona.

También  mucha parte del pago del impuesto se hace a través de la retención en la fuente en el mes o la quincena que se genera el ingreso. Por lo tanto, no todo el pago se efectúa de una sola vez al presentar la declaración de renta.

  1. Se eliminan o reducen algunos beneficios tributarios

En la actualidad hay algunos valores que se tienen permitido descontar de los ingresos para disminuir la base gravable o el impuesto a cargo. Sin embargo, con este proyecto se plantea que algunos beneficios se eliminarían.

Algunos de estos son:

  • Intereses pagados en cesantías
  • Cesantías
  • Intereses pagados al Icetex
  • Planes de medicina prepagada
  • Dependientes económicos (Son las personas dentro de tu vínculo familiar que necesitan un apoyo económico directamente de ti)
  • Intereses pagados por adquisición de vivienda o leasing habitacional
  • Tratamiento del pago del 100% del ICA
  • Cuentas AFC*

*Los únicos beneficios que se mantendrían vigentes en el tratamiento de renta exenta hasta el 31 de diciembre de 2021 son los siguientes:

  • Aportes a cuentas AFC (Ahorro para el Fomento a la Construcción).
  • Aportes voluntarios a pensiones obligatorias.
  • Aportes realizados a pensiones voluntarias.

Adicional a esto, se reduce el límite total que se puede descontar o deducir del 40% al 25% sobre los ingresos brutos menos los aportes a seguridad social

Todavía es un proyecto, no una ley

La reforma aún es  un Proyecto de ley.

El proyecto en curso deberá ser aprobado por la cámara de representantes y por el senado. Después de eso, se iría a sanción presidencial (es decir, que el presidente lo apruebe y le ponga su firma) y una vez eso suceda, ahí sí entraría en vigencia esta ley.

De ser aprobadas las modificaciones de este proyecto de ley este año, hasta el 1ro de Enero del 2022 entrarían en rigor.

El único cambio que se vería  el próximo año, serían los cambios en la retención en la fuente, debido a su naturaleza mensual. Es decir, que en términos de impuesto de renta, como la declaración de renta se presenta año vencido, el cambio se vería en la  declaración de renta a partir de 2023 con un aumento gradual, y de forma definitiva se vería  en la declaración de renta a presentar en 2024.

Fuente www.tributi.com

Video: Producción Alonso Moreno Sáenz.