Bicentenario de la independencia colombiana conmemora Batalla de San Juanito en Buga

En el Bicentenario de la independencia colombiana  se conmemora la  Batalla de San Juanito, combate que le dío la independencia al territorio vallecaucano y abrió el paso  a las tropas libertadoras que  lograron avanzar hacia el sur para consolidar la independencia de Colombia(Batalla de Bomboná),Ecuador en la batalla de Pichincha,  Perú  y Bolivia(antes alto Perú), en las batallas de Junín y Ayacucho.

La conmemoración se realizó con una serie de conferencias y exposiciones que tuvieron lugar en el aula máxima de la Universidad del Valle sede Buga y estuvieron a cargo de varios académicos e historiadores conocedores del tema
La programación de los actos  concluyen el día 28 de septiembre con un desfile militar en la ciudad de Buga y una visita a la casa de la Hacienda San Juanito en donde se definió el combate a favor del ejército republicano.

Imagen superior Universidad del Valle sede Buga.

Cubrimiento del enviado especial. Lic Obed López Alzate.

Colaboración especial Academia de Historia Leonardo Tascón de Buga. Secretario General Dr. Roberto Jaramillo.

Escuche audios y entrevistas haciendo click en el enlace.

Hechos en el contexto  de la Batalla de San Juanito

Concluida la Batalla de Boyacá el 7 de Agosto de 1819, a pesar de haber dado  Bolívar, Santander y sus hombres un golpe contundente  a las fuerzas realistas en el corazón de Colombia, aún el sur del  territorio continuaba bajo la dominación española, con una fuerte presencia  de tropas. Motivo por el  cual  el General  español  Sebastián de la Calzada ante la noticia del triunfo patriota decide  el contra ataque con una hábil estrategia que pretende  establecer una línea de resistencia  entre Popayán, Cali, Buga, Cartago y Santa Fe de Antioquia.

Las fuerzas monárquicas contaban además con  el apoyo  en la armada española que tenía el control  sobre Panamá y el Pacífico, intentando   crear  un cerco que dificultara el avance del ejército libertador hacia el sur del continente. De allí  que la Batalla de San Juanito librada  en  Buga 53 días   después de la de Boyacá,  el 29  de Septiembre de 1819,es fundamental para desarticular todo este plan, ayudando al desarrollo   de los sucesos posteriores que dieron el sello definitivo a la independencia de la América  de habla española.

Nota. Vale aclarar que inicialmente se habló del 29 del septiembre por ser la fecha que parece en el informe del combate del general Joaquin Ricaurte,quien estuvo al frente de las tropas dándose la controversia por parte de otros historiadores que consideran   el día 28,sin embargo  siendo un conmemoración que reviste de importancia se estbleció dentro de los actos conmemorativos una semana a partir del 26  de septiembre.

Casa Hacienda de San Juanito. Foto de Johnny Delgado M. Diario Occidente.

La importancia de la Batalla de San Juanito está revestida de un carácter especial tanto para la Nación como para el pueblo vallecaucano, ya que  luego de la derrota de la Cuchilla del Tambo (Cauca)con el fracaso  del ejército de las Ciudades Confederadas, este se convirtió en un ejército fantasma a cuyos miembros que sobrevivieron les tocó ir a refugiarse a las montañas, siendo   los  capturados  fusilados en Popayán, Cartago, Buga, Palmira y Toro, como fue el caso del General José María Cabal, del ecuatoriano Coronel Carlos Montufar, del soldado Pedro  Ruiz, hijo de la heroína María Antonia Ruiz,(Cuyo nombre de pila era María  Bautista vda. de Ruiz) y de otros tantos mártires, los campos fueron esquilmados  con 6 0 7 años en que el régimen español cometió abusos tremendos sobre la población, de aquí que dándose cuenta de la victoria de Boyacá y que Bolívar  ya estaba en Santa Fe de Bogotá, esa tristeza y frustración cambia, levantándose un entusiasmo extraordinario desde  Quilichao hasta Supía (Caldas) constituyéndose una unidad entre toda la población de la rivera del rio y de las montañas cuyas aguas desembocan al Rio Cauca, vibrando todos como un solo corazón”.

En este sentido  el acontecimiento significó el reagrupamiento de todos los grupos que escondidos en la zona montañosa actuaban como guerrillas y que reunidos estuvieron comandados por el General Joaquín Ricaurte y Torrijos, quien  luego  de haber estado oculto en las montañas de Toro en el Corregimiento de San Francisco, reunió fuerzas en Cartago, teniendo como su segundo a un campesino  Ansermeño de nombre Custodio Gutiérrez, quien a su vez levantó hombres en la montaña y con ellos sacó al jefe español Muñoz haciéndolo internar en las montañas del Chocó, para  irse  después con su guerrilla  hasta Supía que hacía parte de Anserma, derrotando al Coronel Mendiguren  y viniéndose  con el General Ricaurte. De Toro sale también el comandante Hormaza que estaba escondido, trayéndose la gente del norte .

De Cali sale John Runel, que es un aventurero  Inglés que había sido abandonado por su jefe en Buenaventura, teniendo que zarpar su barco porque la armada española que estaba en Guayaquil  llega al puerto del pacífico colombiano,por lo que Runel huye hacía Cali en donde decide optar por la causa patriota convirtiéndose en jefe militar de la ciudad.

Una verdadera batalla

Las dimensiones del combate  le dan  la importancia de una verdadera Batalla, pues las fuerzas patriotas que se encontraron en Buga en la Hacienda de San Juanito, una tropa irregular de un poco más de 1000  hombres hombres  constituida por campesinos de a pie armados de machetes, algunos fusiles y lanzas improvisadas  quienes enfrentaron  a lo que representaba  uno de los cuerpos élites del ejército español comandado por el Teniente Coronel de Usares Miguel Rodríguez, que tenía un poco más de  500 soldados profesionales a caballo con la capacidad de romper cualquier formación de una impreparada  infantería .

Pero pudo más el coraje, valor y el arrojo de los patriotas entre los que  se destacaro  los ciudadanos, el Jefe del Estado Mayor, Juan María Álvarez, a la cabeza del ala derecha; Juan Runel que hacía de comandante de la División en la izquierda; el capitán comandante del Cuerpo José Ignacio Rengifo; el capitán de Infantería Juan Antonio Solano y el de la misma Camilo Mendoza; el de Caballería Juan María Ledesma; el teniente de ella Juan José Serrano que salió gravemente herido; el subteniente de Infantería José María Guzmán, también herido en una mano; los soldados distinguidos ciudadano Rafael Echeverri y José Barona; el español Agustín de la Viña y Bautista Rengifo y la  la  afroamericana  María Antonía  Ruiz,quien con su actuación valerosa vengó la muerte de su hijo ,el soldado Pedro  Ruiz, fusilado junto con el coronel  ecuatoriano Carlos Montufar  unos años atrás, en el marco de la plaza principal  de Buga, mujer  que  logró arrinconar al último reducto de las fuerzas españolas prendiendo fuego  a la casa en donde se refugiaban.

Las consecuencias de la Batalla de San Juanito fueron determinantes para la causa independentista pues el comandante  español Calzada tuvo que replegarse a Pasto y establecer en esa ciudad la muralla de contención , mientras  que la armada española también debió hacer maniobras y nombrar un gobernador en Panamá para cerrarle el paso a Bolívar hacía el sur, pues queriendo llevar el Libertador las tropas  desde Venezuela por la costa, los españoles se lo impidieron obligándolo a  salir por pasto en donde debió enfrentar una de las batallas más cruentas y difíciles como fue la Batalla de Bomboná.

 

Share:

Author: Marco Antonio Reyes

Editor de la Revista Imagen De Los Vallecaucanos Región Pacífico y de su portal en internet,con una formación académica en el area de la educación, de las humanidades y una preparación en el campo de la comunicación humana aplicada en los medios de comunicación, ha desarrollado en varios años un laboratorio experiencial por medio de un trabajo continuado con diferentes comunidades y grupos sociales en Colombia, logrando obtener un patrón metodológico altamente efectivo en procesos organizacionales,cumpliendo con el objetivo de crear puentes comunicantes a partir del ejercicio informativo.