La historia de Manuel Builes

La historia de Manuel Builes 13

La historia de Manuel Builes. Crónica de vida de un estudiante.

Imagen superior. Manuel Builes bachiller de la modalidad de Ciencias Agropecuarias de la Institución Educativa Agrícola ITA de Guadalajara de Buga. Estudiante con el mejor puntaje del ICFES  en esta institución.

Las esperanzas de Manuel Builes de culminar su educación Básica Primaria para adelantar su bachillerato se hundían en una recóndita finca del oriente antioqueño en jurisdicción del municipio de  Santa Rosa de Osos.

Eran dos y hasta tres horas que se debían recorrer en motocicleta para ubicar el primer lugar poblado con un centro escolar.

De allí que pasaron los años y Manuel se quedó como un joven que llegó casi a los 15 años, edad en que muchos están terminando su bachillerato, sin poder   concluir su primaria.

Sin embargo, él seguía soñando con poder estudiar y así fue que la búsqueda de nuevos horizontes para su familia lo llevó a aterrizar muchos kilómetros más allá de su tierra en el departamento del Valle del Cauca, en la ciudad de Guadalajara de Buga.

Pero, este joven, a diferencia de varios de sus contemporáneos, se sentía en otro mundo, pues lo de él era el campo, su hábitat, en donde aprendió a disfrutar del silencio, del canto de las aves, del correr de las aguas de las quebradas y ríos.

En realidad cuando nos sentamos a hablar con él en uno de los salones de la Institución Educativa Agrícola ITA de Buga, escuchamos sus pausadas y lacónicas respuestas, mirando con la paz y serenidad por entre sus lentes, con el aspecto, más que de un joven agricultor, de novicio de monje o seminarista, que a decir verdad nada sería de raro hallar en la tierra en la que afloran las vocaciones religiosas hasta para enviar al exterior.

Pues familia tradicional paisa que se respete, algún cura o monja debe tener.

Por supuesto que la sacralidad y el espíritu del creador también está en la naturaleza y en los apartados campos, pudiéndose afirmar que hasta mucho más, que, en las contaminadas selvas de asfalto, revestidas por la apariencia y la banalidad.

De esta forma es que al ubicarse en la Ciudad Señora llega a la Institución Educativa Agrícola ITA de Buga, en donde por su condición de extraedad es conducido hasta la sede María Luisa de la Espada, que cuenta con la primaria y un bachillerato flexible para quienes han quedado rezagados.

Allí, logra terminar su primaria y empezar su bachillerato, que asume con gran pasión al encontrar plena identidad con la modalidad agropecuaria.

El conocimiento que trajo del campo, que desde niño aprendió a querer y a trabajar, lo hizo con avanzar con entusiasmo en el cumplimiento de su ciclo de la Básica Secundaria, para optar por la modalidad de Ciencias Agropecuarias. Los jóvenes han ido perdiendo el gusto por el campo atraídos por las ciudades,sin embargo el caso de Manuel es diferente.

Su paso por esta modalidad lo mostró como uno de los estudiantes más destacados, rubricando este hecho con la obtención del mejor puntaje dentro de la institución en los exámenes del ICFES.

Al afirmar esto,su semblante, en lugar de demostrar presunción, refleja cierta timidez, afirmando que le gusta hacer las cosas bien, refiriendo el dicho popular que expresa que”si no vas a hacer las cosas bien, no hagas nada”.

Recibe así su título de bachiller en Ciencias  Agropecuarias, como estudiante destacado, con el deseo de  estudiar programación e inteligencia artificial, que espera en un futuro vincular con la agricultura, porque según sus palabras: “el mundo necesita agricultura y si no tuviéramos agricultura nos moriríamos de inanición”.

De los proyectos que más le ha motivado durante su periodo de formación, está el de los cultivos agroecológicos, porque para él “lo fundamental es cultivar a la par cuidando del medio ambiente, porque a veces se pueden quitar hectáreas de bosques sin pensar lo que pueda ocurrir y la idea de la agricultura ecológica es evitar este tipo de cosas, sin usar tantos químicos, con más control biológico y abonos orgánicos”.

De otra parte, al hablar de la celebración que le correspondió de los 80 años de la Institución Educativa Agrícola ITA de Guadalajara de Buga, espera que esta institución se perpetúe por los  años, recomendando a los jóvenes  que se interesen más por el campo, la naturaleza, la conservación de los  recursos naturales y el cultivo de la tierra, aprendiendo a conocer lo que se come, como cultivarlo, y también el manejo y tratamiento de los animales en el campo.

Marco Antonio Reyes
Marco Antonio Reyes es el editor de la Revista Imagen De Los Vallecaucanos Región Pacífico y de su portal en internet, periodista con una formación académica en el área de la educación, de las humanidades y una preparación en el campo de la comunicación humana aplicada en los medios de comunicación, ha desarrollado en varios años un laboratorio experiencial por medio de un trabajo continuado con diferentes comunidades y grupos sociales en Colombia, logrando obtener un patrón metodológico altamente efectivo en procesos organizacionales,cumpliendo con el objetivo de crear puentes comunicantes a partir del ejercicio informativo.