Es este uno de los peores desastres naturales de Colombia, y ¿Quién es el responsable?

Para nadie es un secreto que Colombia ha atravesado momentos de crisis naturales muy difícil, como el desastre de Armero y Mocoa, pero actualmente estamos viviendo el derrame de petróleo en La Lizama Santander, que está afectando a toda la población que reside a sus alrededores. Pero, no obstante, ¿A quién debemos culpar por este derrame?

Es evidente que en este desastre están involucrados tres actores principales, que son los deben encargarse de dar soluciones a los habitantes: La ANH (Agencia Nacional de Hidrocarburos), Ecopetrol y el señor ministro de ambiente Luis Gilberto Murillo. Para contextualizar un poco, hace aproximadamente 30 días un pozo petrolero exploto en uno de los ríos principales de Santander, dejando a toda una población afectada, pues esta población se subsistía a base de la acción pesquera, y debido a este gran derrame la pesca se convirtió en un hecho del pasado.

¿Qué tienen que ver cada uno de los actores antes mencionados?

Vamos a empezar por Ecopetrol, la empresa tan conocida nacionalmente por ser la principal explotadora de petróleo y por estar relacionada con la explotación tipo “Fracking” que es ilegal en la mayoría de países del mundo, pero que por alguna razón, a pesar de que es tan perjudicial para el medio ambiente se está realizando en Colombia, esta empresa, que era la propietaria del pozo petrolero, no se manifestó ante la tragedia inmediatamente, pero ellos pretenden tener contentos a los medios y los habitantes, haciendo videos, cuñas y efectivamente dando falsas promesas y lavándose las manos, diciendo que ellos no tenían la culpa de este desastre, pues es un desastre natural que puede ocurrir en cualquier momento, en cualquier parte del mundo, pero lo gracioso del caso es que no paso en otro lugar del mundo, paso en Colombia, el país donde todos siempre deciden echar la culpa a otros. Pero si Ecopetrol se lava las manos diciendo que ellos no tienen la culpa ¿Quién la tiene?

La Agencia Nacional de Hidrocarburos es otro de los artistas involucrado en este gran desastre ambiental, pero se darán cuenta ustedes que ni siquiera ellos mismos aceptan su responsabilidad dando aunque sea un comunicado o una entrevista para hablar de lo que ellos crean conveniente hacer en este momento de desastres, ni siquiera en los grandes medios han sacado a la luz que ellos son uno de los responsables de esta afectación al medio ambiente, y que puede que no sean los únicos responsables, pero si son parte del problema, y también deben ser parte de la solución. Pero ustedes no se han preguntado ¿Por qué estos agentes no han salido a la luz pública? Pues la respuesta es muy sencilla, La ANH se está cubriendo en salud a la hora de tomar partida en este juego de ajedrez, en el que nadie está ganando.

Y por último pero no menos importante, el señor Luis Gilberto Murillo nuestro ministro de medio ambiente, quien solo salió a dar declaraciones 3 semanas después de este “Pequeño” incidente, como han decidido llamarlo, el mismo ministro, quien debe velar por el medio ambiente del país, no nos da una declaración concreta de lo que va a pasar, pero ya es tarde para dar este tipo de declaraciones, después de que medio Colombia y más los habitantes de este sector se hicieran especulaciones de lo que había pasado, especulaciones que su gran mayoría resultan ser ciertas.

Pero no todo está perdido, puesto que Ecopetrol dijo que iban a traer desde el extranjero una máquina que podía solucionar este problema este mismo fin de semana, pero señores de Ecopetrol, no creen que esta máquina debieron haberla traído apenas ocurrió el desastre, no estamos diciendo que ya no sirve la solución, pero ustedes debieron haber previsto este problema, puesto que ya ustedes mismos habían informado a la ANH que el poso presentaba problemas desde el año 2016.

No obstante, es pertinente decir, que, si ustedes hicieran mejor su trabajo y velaran por la salubridad del pueblo, las acciones pesqueras, las escuelas y los ríos no se habrían contaminado, y hoy por hoy esta comunidad no tendría la incertidumbre de saber que es lo que paso en realidad, y cuanto tiempo tomara resolver este inconveniente. Además de saber que las pérdidas de esta comunidad en cuanto a lo que su sustento se refiere no sería un problema y menos un problema suyo.

Para nadie es un secreto que Colombia ha atravesado momentos de crisis naturales muy difícil, como el desastre de Armero y Mocoa, pero actualmente estamos viviendo el derrame de petróleo en La Lizama Santander, que está afectando a toda la población que reside a sus alrededores. Pero, no obstante, ¿A quién debemos culpar por este derrame?

Es evidente que en este desastre están involucrados tres actores principales, que son los deben encargarse de dar soluciones a los habitantes: La ANH (Agencia Nacional de Hidrocarburos), Ecopetrol y el señor ministro de ambiente Luis Gilberto Murillo. Para contextualizar un poco, hace aproximadamente 30 días un pozo petrolero exploto en uno de los ríos principales de Santander, dejando a toda una población afectada, pues esta población se subsistía a base de la acción pesquera, y debido a este gran derrame la pesca se convirtió en un hecho del pasado.

¿Qué tienen que ver cada uno de los actores antes mencionados?

Vamos a empezar por Ecopetrol, la empresa tan conocida nacionalmente por ser la principal explotadora de petróleo y por estar relacionada con la explotación tipo “Fracking” que es ilegal en la mayoría de países del mundo, pero que por alguna razón, a pesar de que es tan perjudicial para el medio ambiente se está realizando en Colombia, esta empresa, que era la propietaria del pozo petrolero, no se manifestó ante la tragedia inmediatamente, pero ellos pretenden tener contentos a los medios y los habitantes, haciendo videos, cuñas y efectivamente dando falsas promesas y lavándose las manos, diciendo que ellos no tenían la culpa de este desastre, pues es un desastre natural que puede ocurrir en cualquier momento, en cualquier parte del mundo, pero lo gracioso del caso es que no paso en otro lugar del mundo, paso en Colombia, el país donde todos siempre deciden echar la culpa a otros. Pero si Ecopetrol se lava las manos diciendo que ellos no tienen la culpa ¿Quién la tiene?

La Agencia Nacional de Hidrocarburos es otro de los artistas involucrado en este gran desastre ambiental, pero se darán cuenta ustedes que ni siquiera ellos mismos aceptan su responsabilidad dando aunque sea un comunicado o una entrevista para hablar de lo que ellos crean conveniente hacer en este momento de desastres, ni siquiera en los grandes medios han sacado a la luz que ellos son uno de los responsables de esta afectación al medio ambiente, y que puede que no sean los únicos responsables, pero si son parte del problema, y también deben ser parte de la solución. Pero ustedes no se han preguntado ¿Por qué estos agentes no han salido a la luz pública? Pues la respuesta es muy sencilla, La ANH se está cubriendo en salud a la hora de tomar partida en este juego de ajedrez, en el que nadie está ganando.

Y por último pero no menos importante, el señor Luis Gilberto Murillo nuestro ministro de medio ambiente, quien solo salió a dar declaraciones 3 semanas después de este “Pequeño” incidente, como han decidido llamarlo, el mismo ministro, quien debe velar por el medio ambiente del país, no nos da una declaración concreta de lo que va a pasar, pero ya es tarde para dar este tipo de declaraciones, después de que medio Colombia y más los habitantes de este sector se hicieran especulaciones de lo que había pasado, especulaciones que su gran mayoría resultan ser ciertas.

Pero no todo está perdido, puesto que Ecopetrol dijo que iban a traer desde el extranjero una máquina que podía solucionar este problema este mismo fin de semana, pero señores de Ecopetrol, no creen que esta máquina debieron haberla traído apenas ocurrió el desastre, no estamos diciendo que ya no sirve la solución, pero ustedes debieron haber previsto este problema, puesto que ya ustedes mismos habían informado a la ANH que el poso presentaba problemas desde el año 2016.

No obstante, es pertinente decir, que, si ustedes hicieran mejor su trabajo y velaran por la salubridad del pueblo, las acciones pesqueras, las escuelas y los ríos no se habrían contaminado, y hoy por hoy esta comunidad no tendría la incertidumbre de saber que es lo que paso en realidad, y cuanto tiempo tomara resolver este inconveniente. Además de saber que las pérdidas de esta comunidad en cuanto a lo que su sustento se refiere no sería un problema y menos un problema suyo.

Steban Pizo R.
Comunicador Social y Periodista
Revista Imagen de los Vallecaucanos