Urge esclarecimiento de actos vandálicos en Bogotá

Urge esclarecimiento de actos vandálicos en Bogotá que dejan siete de víctimas  fallecidas en Bogotá y dos en Soacha con 66 personas hospitalizadas con impactos por armas de fuego en donde se señala la responsabilidad de miembros de la policía que participaron en el operativo de control.

Imagen superior de vandalismo en Bogotá.Foto tomada de Bluradio.

Se han reportado hasta el momento  siete los jóvenes que fallecieron por impactos de bala. Según la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, recibieron “disparos indiscriminados por parte de miembros de la Policía”.

Las víctimas fueron identificadas como:

  • Andrés Felipe Rodríguez, 23 años, falleció en el Hospital Simón Bolívar.
  • Julieth Ramírez Meza, 18 años, falleció en el CAPS la Gaitana.
  • Jaider Alexander Fonseca, 17 años, falleció en la Fundación Cardioinfantil.
  • Fredy Alexander Mahecha, 20 años, falleció en el Hospital de Suba.
  • Germán Fuentes, 25 años, falleció en el hospital de Suba.
  • Julian Mauricio González, 27 años, falleció en el hospital de Kennedy.
  • Angie Paola Baquero, 19 años, falleció en el hospital de Engativá.

En Soacha las víctimas fueron identificadas como:

  • Cristhian Andrés Hurtado Meneses.
  • Larwan Estiben Mendoza.

Según el analista Héctor Riveros en  las posibles causas de los hechos violentos ocurridos en Bogotá:“No tenemos que quedarnos con la explicación simple de que son unas personas que quieren hacer daño a las cuales hay que aplicarles el código penal. Claro que cometieron delitos, pero qué es lo que pasa en esta sociedad que está llevando a que una serie de jóvenes actúe de esta manera”, cuestionó.

“Hay un problema de confianza enorme en las instituciones que se está volviendo indignación y rabia. Si no hacemos un proyecto de inclusión social, se nos puede volver esto una pesadilla de grandes dimensiones”, dijo para noticias  caracol.

Las protestas que se agudizaron y tomaron un matiz más violento  con  la muerte  de Javier Ordoñez, tras un  presunto caso de   exceso policial, ocurrido en la noche del pasado   miércoles,  donde varias personas salieron a las calles para protestar en contra de estos hechos, atacando  e incendiando algunos CAI de Bogotá.

En varias partes de la ciudad  hubo a su vez  protestas pacíficas, como cacerolazos que, según varios videos que circularon por redes sociales, fueron duramente reprimidas por uniformados de la Policía Metropolitana.

Frente  a los anteriores hechos cobra vigencia el tema de la reforma a la fuerza pública y a la Policía en particular, en donde además se encuentra el punto de los mecanismos  utilizados para la  selección del personal que se está incorporando, en donde podría haber ligereza al dejar de contemplar con más rigor antecedentes disciplinarios, de convivencia, estudios psicológicos y la historia familiar de quienes están llegando a formar parte de la institución policial.

De otro lado entre lo que se mira con detenimiento es que detrás de las protestas pudiera darse  una acción manipuladora para generar desestabilización y caos social, sirviéndose del clima de tensión, enojo y descontento popular.

El hecho en si es que la violencia y el vandalismo no se justifica por si mismo, más aún cuando hay daños millonarios en estructuras públicas y de servicio a la comunidad que en últimas es la afectada, obras destrozadas cuya reconstrucción será  con los mismos dineros de los contribuyentes.

Por su parte El Jefe de Estado Iván Duque  habló sobre tales hechos este jueves en la Casa de Nariño, donde enfatizó que “el llamado a la calma y a la serenidad no es un llamado a la indiferencia (…), es un llamado a que todos tengamos la confianza, pero al mismo tiempo hacerle hincapié a las autoridades para que nos transmitan resultados”.

Según el mandatario: “Ha dado instrucciones muy claras a la Policía Nacional para que se avance con celeridad en la valoración de todas las circunstancias de estos hechos, y también que tengamos mucha claridad sobre las situaciones de violencia que se presentaron el día de ayer”, enfatizó el Mandatario.

Indicando en su intervención que “empieza por expresarle, como lo hice ayer, a la familia de Javier Ordóñez, nuestras condolencias y nuestra solidaridad. Lo hemos hecho, además, reconociendo la situación humana de la familia, en estas circunstancias”.

En ese sentido expresó que por intermedio de la Cancillería se está facilitando la llegada a Colombia de su madre que está España y de uno de sus hermanos que reside en Argentina.

“Entendemos el dolor que tiene la familia. Y yo quiero ser muy claro con ellos que estos hechos se van a investigar con total rigor y prontitud. Hoy la Fiscalía General de la Nación ha abierto, también, el proceso de investigación con un fiscal delegado de Derechos Humanos. Se está haciendo, también, la investigación interna en el cuerpo policial y esperamos tener una respuesta clara para tener absoluta certeza sobre los hechos”, reiteró el Presidente Duque.

En el caso de los señalamientos a la Policía Nacional, el Presidente puso de presente que anualmente la institución “adelanta más de 30 millones de procedimientos. Hombres y mujeres que tratan de hacer siempre su labor con rigor y con esfuerzo. Pero, claramente, también, en esos procedimientos se han visto denuncias de abusos de autoridad que tienen que ser investigados con celeridad al interior de la fuerza”.

El Jefe de Estado también pidió a los colombianos no dejarse influir por las voces oportunistas y de odio que pretenden obtener frutos con el dolor de una familia.

Por último, el mandatario enfatizó que “la defensa del orden público no tiene color político, la seguridad no tiene color político, la seguridad es un bien público que se administra de la mano con alcaldes y con gobernadores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *