Colombia

Informalidad convertida en formalidad, propósito de gobierno colombiano

Escrito por... Blademir Bermudez

Informalidad convertida en formalidad, es un propósito del gobierno colombiano, que se presenta en uno de los momentos más difíciles que ha vivido todo el comercio, pero en especial aquellos informales, muchos de ellos comerciantes que trabajan en las calle, sobreviviendo con  la compra diaria de la gente que dejó de llegar ante las medidas de cuarentena, toques de queda y aislamiento por el virus del Covid-19.

Imagen superior de vendedores informales.Foto de Revista Imagen De Los Vallecaucanos Región Pacífico/Marco Antonio Reyes.

Esta cruzada nacional la  emprendió la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, con la intención de abrir espacios de formalización laboral a uno de los sectores más golpeados por la pandemia como es  la población informal.

La estrategia es  integral y se empezó a delinear desde el pasado mes de abril, con apoyo de la academia y del sector empresarial.

En diciembre de 2020  se lanzaron dos pilotos de reactivación segura de la población informal en Cúcuta y Popayán, que  se extenderán a otras ocho ciudades de Colombia.

En el marco de este programa, los trabajadores informales reciben apoyo de programas como Tiendas para la Gente; Yo me Bancarizo para inclusión financiera y ventas digitales con código QR; Fondo Nacional de Garantías y apoyo en fortalecimiento de sus planes de negocio.

“En esta primera etapa, se busca beneficiar 40.000 micronegocios, de los 925.000 que existen en las ciudades priorizadas”.

Esta iniciativa es resultado de un trabajo articulado entre la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Comercio, el DANE, el DAPRE, el Departamento de Prosperidad Social, el SENA, Confecámaras y la Corporación Minuto de Dios.

Según lo afirmado por la Vicepresidente Martha Lucía Ramírez: “Aunque el 2020 ha sido un año particularmente difícil, hemos encontrado oportunidades en medio de la crisis, para avanzar hacia el desarrollo con enfoque social. No podemos mantener los ojos cerrados frente a un problema que se ha enconado por años, sin solución alguna: la informalidad”, señaló.La columna vertebral de este programa son las cooperativas.

En este sentido  la Vicepresidente lidera la Comisión Intersectorial de Economía Solidaria, creada recientemente para apalancar la reactivación económica.

Según la funcionaria: “Comenzamos un trabajo en las regiones para brindar garantías claras y puntuales a los trabajadores informales, con base en la asociatividad, que esperamos dé frutos para apoyar la formalización y el mejoramiento de las condiciones de vida de esta población. Las cooperativas nos ayudarán a lograr mejores precios y mejor comercialización de los productos”.

Durante  esta primera etapa, se busca beneficiar 40.000 micronegocios, de los 925.000 que existen en las ciudades priorizadas. “Estamos pasando de las buenas intenciones a la acción, y este primer paso es muy importante para poner a andar el propósito de convertir a Colombia en un país formal”, dijo Ramírez.

La meta para 2021 es llevar el piloto a la totalidad de las 10 ciudades priorizadas y poner a andar las cooperativas que permitirán un proceso gradual de formalización.