Falleció Herbin Hoyos, el periodista  de las “Voces del Secuestro”

Falleció Herbin Hoyos Medina, el periodista  de las “Voces del Secuestro”  a sus 53 años de edad, debido a  una enfermedad respiratoria asociada al Covid-19.

Imagen superior del periodista Herbin Hoyos Medina.Foto de Caracol Radio.

Herbin  Hoyos   se caracterizó por realizar un periodismo  en el que se acercó a los dramas humanos que se viven tras los conflictos que se registran  en países  como Colombia, cumpliendo con la gran misión humanitaria  de llevar todas las noches  en su programa radial  de la cadena Caracol, las “Voces del Secuestro”,  mensajes de esperanza  y aliento a miles  de secuestrados y  a sus familias.

El periodista, nacido en Saladoblanco, Huila, el 13 de septiembre de 1967,  fue además un osado corresponsal de guerra que participó en cubrimientos de conflictos de gran  magnitud mundial  como lo fue la guerra  en la península de los Balcanes, en la antigua Yugoeslavia, en donde recogió testimonios de gran valor periodístico, dando  a conocer a la opinión pública  varios de  los hechos de una confrontación en la que se  cometieron crímenes atroces contra una población civil indefensa, violando, de múltiples maneras, los derechos humanos.

Después cuando viajó a Ruanda, Angola, Sierra Leona,Iraq, Kosovo, y especialmente en Grozny. Allí, cubriendo la guerra de Chechenia, fue capturado por paramilitares de ese país que lo torturaron y estuvieron a punto de matarlo. —Veníamos de entrevistar a Shamil Basayev —considerado el Ben Laden checheno—. Habíamos cruzado la línea de fuego de manera temeraria. Entramos a un campamento donde los rusos habían cogido a un grupo de guerrilleros.

Habían hecho un racimo humano con ellos y les prendieron fuego—relata. Los paramilitares rusos les quitaron todo. Los golpes fueron brutales. A Herbin le perforaron el colon, un pulmón y el esternón.
Quedó medio muerto en una zanja. Pero tanto él como su colega lograron sobrevivir.

El pasado 22 de febrero había dejado un mensaje en su cuenta de Twitter, agradeciendo a todos por sus oraciones y contando que seguía firme en la lucha contra esta enfermedad que finalmente le ganó la batalla.

“Gracias a todos por sus oraciones, por su fe, por su solidaridad y su acompañamiento en esta nueva prueba de vida.

Aquí sigo guerriando cada respiro. Cada toma de aire es una oportunidad más que apuntalo con sus oraciones, la fe en Dios y en los médicos. Sigan orando por favor.”, escribió el fallecido periodista.

Herbin enfrentó en muchas ocasiones el peligro, arriesgando su vida en busca  de  testimonios de seres humanos  en medio de la confrontación armada, llegando a estar secuestrado por las Farc en el año de 1994.

“Los secuestrados nos oyen y a partir de ahora vamos a acompañarlos”, fueron sus palabras cuando abrió el espacio radial para hablarles a los plagiados por las FARC, durante más de una década”.

Su secuestro y el comienzo de su programa por los secuestrados

En la madrugada del domingo 13 de marzo de 1994, mientras transmitía su programa radial Amanecer en América, dos milicianos de las FARC que se hicieron pasar por concursantes que habían ganado un premio, llegaron a las instalaciones de Caracol en Bogotá y lo secuestraron.

La primera emisión de Las voces del secuestro  fue el 10 de abril de 1994, 12 días después que Herbin  fuera rescatado por el Ejército en medio de un combate con las FARC.

“Los secuestrados nos oyen y a partir de ahora vamos a acompañarlos”, fueron sus palabras cuando abrió el espacio radial para hablarles a los plagiados por las FARC, durante más de una década. El primer día recibió 40 llamadas y al mes ya tenía una lista con 200 víctimas.

Por el programa  “Las Voces del Secuestro”, pasaron más de 16.000 casos y su voz alivió en las madrugadas de los fines de semana, la soledad y la desesperanza de los que se encontraban en cautiverio. “La idea es crearles metas, ilusiones para hacer realidad cuando regresen y no se dejen morir”, dijo entonces el periodista huilense.

Herbin se hizo merecedor de reconocimientos importantes, entre los que están el Premio Simón Bolívar al periodista del año y el Premio Nacional de Paz, que compartió con el  cabo primero William Pérez, que fue liberado y conocido como el enfermero de Íngrid Betancourt.

Esta casa periodística   lamenta el fallecimiento de Herbin Hoyos, un hombre que se convirtió en un símbolo de la libertad de todos los secuestrados en Colombia, entregando un testimonio de valor, entereza y responsabilidad, exponiendo  con su labor,  los más  elevados fines  que se reflejan cuando se ejerce  un periodismo de servicio a las  comunidades, especialmente las vulneradas por la violencia, las  injusticias  y el abandono.