EL VALLE PODRÍA QUEDAR SIN GOBERNADORA

 

ABOGADO GUSTAVO PRADO PREPARA DEMANDA  DE PÉRDIDA DE INVESTIDURA CONTRA  GOBERNADORA DILIAN FRANCISCA TORO

 

El abogado Gustavo Adolfo Prado quien fuera  de los círculos más cercanos a la actual Gobernadora del Valle del  Cauca Dilian Francisca Toro,según declaraciones entregadas a algunos  medios de prensa regional, prepara una demanda por lo que según él es el proceso de pérdida de investidura que recaería sobre la gobernadora electa por lo que sería supuestamente una declaratoria de elección que estaría viciada,pues según indica el abogado Prado”la declaratoria de elección de la gobernadora se dio el día 24 de Diciembre y el Consejo Nacional Electoral se fue de vacaciones,por lo cual habría que esperar su reinstalación para expedir la correspondiente credencial”.

El abogado Prado quien se ha convertido en uno de los críticos más acérrimos de las actuaciones de la gobernadora electa,estuvo anteriormente muy vinculado con este grupo político dada su relación matrimonial con la ex-candidata por el partido de la U a la alcaldía de Cali en el año 2011 Clara Luz Roldan,nombrada actualmente dentro del gabinete departamental como directora del Instituto Departamental del Deporte y la Recreación  INDERVALLE.

De este manera el clima político en el Departamento del Valle del Cauca ha empezado este 2016 con vientos tempestuosos de gobernabilidad frente a situaciones totalmente atípicas como ha sido el aplazamiento de la posesión de la nueva Asamblea Departamental  del Valle del Cauca,del Concejo de Guadalajara de Buga y del alcalde electo de esta ciudad Julián Latorre,quien a pesar de haber sido ratificado en el reconteo de los votos por la Comisión Escrutadora Departamental,se le ha aplazado inexplicablemente la entrega de la credencial debido al proceso apelatorio que emprendió un candidato a la Asamblea del Valle, dada también  la temporada vacacional que cumplen los titulares del Consejo Nacional Electoral.Dejando así de esta manera a una de las ciudades mas importantes del departamento en una situación de interinidad y parálisis administrativa en un enrarecido ambiente político,en donde varios sectores representativos de  esta sociedad cuestionan severamente el   procedimiento  adelantado, considerado por algunos como antidemocrático y lesionador de los derechos  de la ciudadanía.