Cacao se posiciona como tercer producto  en Colombia

Cacao se posiciona como tercer producto  en Colombia, con un 19.8% de participación superado únicamente por la pesca y el arroz, según lo dio a conocer la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez en la apertura del XXXII Congreso Nacional Cacaotero.

Imagen superior de árbol de cacao.

La intención se enfoca a lograr que el cacao sea equivalente al café de Colombia, posicionándolo en los mercados internacionales.

Lo anterior implica  hacer toda una estrategia de promoción de la marca y de la calidad de este fruto producido en Colombia.

Según la  Vicepresidente Ramírez:  “La calidad del  cacao de Colombia   es extraordinaria y con los programas que se vienen realizando sin duda se va  a lograr ese posicionamiento”, indicando además  la  funcionaria que este producto debe repoblar los campos donde se ha venido sembrando coca”.

La Vicepresidente Ramírez resaltó que los productos agrícolas han sido importantes potenciadores de la economía colombiana en la etapa de la reactivación económica. “A pesar del golpe que nos ha dado la pandemia en materia de crecimiento del PIB y de empleos, el sector de alimentos es uno de los que registra menor caída en materia de crecimiento al igual que una menor pérdida de empleos”, sostuvo.

Igualmente, indicó que este sector registra un crecimiento significativo, llevando a que el desempleo en esta área económica sea menor que en otras.

Las expectativas para los cacaoteros se basan en la labor adelantada en  422 municipios del país y en 22 departamentos, con  una producción que generó en el último año 165 mil empleos, entre directos e indirectos, así como exportaciones superiores a los 100 millones de dólares.

De otro lado según lo anunciado  se viene trabajando en la repotenciación de la economía para darles fuerza a todos los sectores de la producción, con los 86 gremios que participaron en los 22 Pactos por el Crecimiento.

Según palabras de la funcionaria: “Tenemos que lograr que esas cadenas productivas crezcan a su máxima potencia y por esa razón nos hemos fijado el horizonte del año 2030”, afirmó.

Por otra parte según lo indicado señaló que se está trabajando en la consolidación de las condiciones para tener una amplia inversión en la adecuación de tierras, con el fin de expandir el número de plantas sembradas.

Algo sobre la historia del cacao

Futo originario de América es el cacao, siendo  inicialmente consumido por las tribus olmecas de Centro América, hace tres mil años, como bebida y posteriormente empleado como moneda por los mayas, trasladándose posteriormente al Imperio azteca.

La palabra cacao procede de la azteca “cacahuatl“. Según la leyenda, el cacao era el árbol más bello del paraíso de los aztecas, que le atribuían múltiples virtudes, calmar el hambre y la sed, proporcionar la sabiduría universal y curar las enfermedades.

Los primeros árboles del cacao crecían de forma natural a la sombra de las selvas tropicales en las cuencas del Amazonas y del Orinoco, hace ya unos 4000 años. Los mayas empezaron a cultivarlo hace más de 2500 años.

El cacao simbolizaba para los mayas vigor físico y longevidad, lo usaban como medicina siendo recetado por sus médicos como relajante, como estimulante y como reconstituyente. La manteca del cacao se usaba como pomada para curar heridas.

“La palabra cacao procede de la azteca “cacahuatl“. Según la leyenda, el cacao era el árbol más bello del paraíso de los aztecas, que le atribuían múltiples virtudes, calmar el hambre y la sed, proporcionar la sabiduría universal y curar las enfermedades”.

Los mayas  crearon un brebaje amargo llamado “chocolha” hecho de semillas de cacao, que solo podían consumir nobles y reyes. Se describía diversas formas de elaborarlo y perfumarlo, más líquido o espeso, con más o menos espuma, con miel, maíz o chile picante.

Al comienzo de  la conquista de América y con  la conquista de México, el conocimiento del chocolate llega a Europa mediante el monopolio inicial creado por Portugal sobre el comercio del cacao.

En España cambia la fórmula inicial, se le endulza con azúcar de caña y aromatiza con canela, logrando inicialmente una gran aceptación social. El chocolate es el alimento originario de Mesoamérica , que, comparativamente con otros, se incorpora con mayor popularidad en la sociedad europea del siglo XVII.

De España pasa a Francia e Italia, en el primer caso debido a la corte francesa (de influencia española) y en el caso italiano por las comunidades  religiosas y monásticas  de la época.

En España las comunidades de vida monástica  adaptaron el “chocolha” al paladar Europeo, sustituyendo las especias utilizadas en América por miel, azúcar y leche. La corte española mantuvo como en secreto durante un siglo la preparación de esta bebida y, sólo los monjes conocían el procedimiento para convertir el fruto del cacao en chocolate, siendo utilizado por ellos  sobre todo en cuaresma, ya que la iglesia consideraba que no rompía el ayuno.

Poco a poco se fue  extendiendo su consumo en todos los países europeos y asiáticos, y el cultivo del cacao llegó a establecerse  en África, dado que las características que necesita la planta para su crecimiento hacen que el cacao se pueda cultivar solamente en algunas regiones con clima tropical

El chocolate permaneció en estado líquido, como bebida, hasta  avanzado el siglo XIX, por los años en 1828, cuando fue empleada la prensa hidráulica en la extracción de la manteca de cacao. Los descubrimientos técnicos posteriores, realizados en Europa, con el objeto de mejorar tanto su manipulación como su elaboración, y el mejor conocimiento sobre la composición del chocolate, lograron modificar su aspecto inicial de bebida.

Finalizando  el siglo XIX, y comenzando el XX,surgen  las primeros  confites de chocolate sólido: bombones, pralinés, barras de chocolate, etc.

En la actualidad más de la mitad de la producción del cacao proviene de África, de Costa de Marfil, siendo la producción en América inferior a la tercera parte (el mayor productor es Brasil en la profundidad de la selva amazónica), y completa la producción Asia y Oceanía (plantaciones de Malasia y Nueva Guinea).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *