16 Años generando imagen al mundo!

Archivo Noticioso

GENERALES

OPINIÓN

Categoría: GENERALES por

Por: Yaneth Díaz Viera

¿Qué están viendo nuestros niños?

Pasar por algunas calles de la ciudad, por algunos parques, o por lugares de recreación como el rio, y ver jóvenes-hombres y mujeres- consumiendo alucinógenos, es preocupante; pero más que eso, es que se convierta en algo usual y peor aún, normal a la vista de quienes pasivamente, decimos rechazar esa situación que prolifera cada día más en nuestra localidad.

Es una realidad que no podemos negar, y es que son varios los sitios de la Ciudad Señora, donde el expendio y el consumo de sustancias estupefacientes, se hace tan descaradamente, no sólo a plena luz del día, sino ante la vista de muchos espectadores, entre ellos los niños y niñas, que con asombro o curiosidad  observan a los “chachos” del barrio o a sus visitantes, sin pudor alguno, armar sus cigarros y echar humo como hogueras.

Es triste que nuestros niños y niñas estén expuestos a este tipo de conductas de personas que enfermas o adictas, están cobijadas por la ley, que despenalizó la dosis personal en Colombia, a través de la sentencia C-221 del 5 de mayo de 1994, que aduce el derecho al libre desarrollo de la personalidad. ¿Será cierto esto? Algunos psicólogos coinciden en cuanto a los procesos de imitación que, “los niños son esponjas y los adultos espejos”. Por lo tanto, los niños tienden a convertirse en un reflejo imitativo de la sociedad a la que pertenecen.

No quiere decir que esto sea algo absoluto; tampoco significa que debamos poner una venda en los ojos de nuestros pequeños, y negar la existencia de este problema. El consumo de sustancias estupefacientes, es un flagelo que crece cada día, y cobra tantas vidas como quiere, no solo consumiéndolas por la adicción, sino porque es un negocio que despierta muchas codicias y contiendas que desencadenan en muertes; ser conscientes del problema, nos debe llevar a procurar brindar las condiciones adecuadas para el desarrollo integral de nuestros niños y niñas.

He ahí la tarea que nos compete a todos: Estado-sociedad-familia, para que procuremos crear ambientes propicios para  el sano desarrollo de los pequeños. Donde la opción no sea únicamente, tratar de plasmar en sus mentes la frase: “Dile No a la Droga”, sino brindarles alternativas mejores a las que diariamente están expuestos en su entorno. Una de ellas, -sin querer caer en la adulación- es el establecimiento de procesos como el que hoy lidera la ciudad de Buga, con las ciudadelas educativas, y su modelo educativo de jornada única, que de lograr concretarse tal como se plantea, de seguro, logrará aportar a la sociedad, no solo hombres y mujeres con múltiples saberes, sino ciudadanos integrales. 

Go to Top

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com